Hibiscus rosa-sinensis

Es una planta originaria de China, que pertenece a la familia Malvaceae y cuyo nombre científico es Hibiscus rosa-sinensis si bien, también se le conoce como Hibisco, Rosa de China, Flor del beso, Pacífico o Cardenales entre otros nombres populares.

Estamos ante una planta cosmopolita que podemos encontrar en muchos hogares y jardines del mundo. Es utilizada en jardinería donde el clima es cálido y sólo como planta de interior en lugares con inviernos más fríos.

Este arbusto de hoja perenne, puede alcanzar hasta los cinco metros de altura. Según la variedad puede variar la forma de sus hojas, siendo desde ovadas a anchamente lanceoladas, brillantes, de color verde oscuro a claro (existen variedades con hojas variegadas) y con los bordes más o menos dentados. Todas están dispuestas de forma alterna.

Sus flores son su gran atractivo ornamental y aportan un sutil toque exótico. Crecen solitarias, axilares, en forma de embudo o trompeta y con un número de pétalos variable según la variedad, siendo simples, semidobles o dobles y de cuyo centro salen largos estambres con anteras amarillas. En la actualidad el juego varietal es impresionante, pasando del tradicional color rojo a variedades amarillas, rosas, anaranjadas, bicolores… de bordes lisos, rizados y con nervaduras más o menos marcadas.

Su floración es continua durante todo el año en climas cálidos mientras que en continentales solamente lo hace durante el verano. Esta es espectacular y como peculiaridad tiene que sus flores duran tan solo un día, aspecto compensado por la gran cantidad de flores que es capaz de producir. Destacar que han aparecido recientemente en el mercado los Hibiscus tipo Yupla cuyas flores pueden durar más de cuatro días.

Se comercializa en diferentes formatos: en macetas por ejemplo de 18, 23 y 28 cm Ø con porte arbustivo, compacto, muy rebrotado y con un gran número de flores. Otra modalidad es en formato de arbolito o pie alto, en maceta de 21 a 33 cm de Ø y con una altura entre los 100 y 120 cm.

 

Hibiscus rosa-sinensis como planta de exterior

Es una planta ideal en jardinería, tanto para su plantación en suelo como en maceta. Para una buena floración debe estar expuesto a pleno sol y en una zona cálida. Es importante tener en cuenta el espacio y su ubicación ya que es un arbusto que puede llegar a alcanzar una altura considerable si las condiciones le son favorables.

Prefiere un terreno fresco y fértil. Si fuera este muy arenoso o arcilloso, podemos mejorar su calidad incorporando a la tierra del jardín un buen sustrato de plantación, en una proporción del 20 al 50% según las características del suelo.

En cuanto al riego procuraremos mantener una humedad constante en el suelo sin llegar al encharcamiento. Como es una planta de crecimiento constante y una espectacular floración, en especial durante los meses de más calor, debemos mantenerla bien fertilizada. Para ello bastará la aplicación de un abono universal complejo sobre el suelo a finales de invierno, con repeticiones cada dos o tres meses con una riqueza por ejemplo de 12-11-18+2,6 MgO + microelementos, esto le permitirá mantener un desarrollo estable a la vez que potencia tanto su floración como la intensidad del color de las flores.

La poda puede ser de formación-limpieza o de floración. La de formación-limpieza la realizaríamos en invierno, eliminando los elementos indeseados como ramas muertas, rotas o enfermas, así como para corregir si es necesaria su estructura para mejorar su apariencia. La poda de floración se realiza en clima cálido a finales de invierno ó a principios de primavera en clima templado. El Hibiscus rosa-sinensis es una planta que florece sobre ramas que han crecido ese mismo año. Una gran cantidad de brotes significa una gran cantidad de flores. Es una poda más severa, se mantendrá más pequeño pero florecerá más. Eso sí, se debe mantener una estructura de ramas principales para que brote con fuerza.

El Hibiscus rosa-sinensis es una planta muy rústica. Aun así, es posible que se le presenten algunas plagas. Las principales son el pulgón, la mosca blanca, las cochinillas y los ácaros. Las primeras las combatiremos adecuadamente con un insecticida polivalente y al ser posible sistémico, mientras que la última con un acaricida. En el caso de las enfermedades la Botrytis sería la que podría aparecer, en especial sobre sus flores una vez pasadas y durante los meses invernales ya que le favorece la humedad asociada a las bajas temperaturas.

 

Hibiscus rosa-sinensis como planta de interior

Curiosamente, el Hibiscus rosa-sinensis cultivado para planta de interior manifiesta un desarrollo muy distinto a como lo hace cuando es cultivado para jardinería. El motivo no es la variedad, sino que ha sido tratado con productos reguladores de crecimiento, que entre otros efectos sobre la planta le confieren un desarrollo mucho más compacto, un color de hoja más intenso y una emisión de flores superior a como lo haría de forma natural.

Este aspecto es importante a tener en cuenta porque si lo compramos cultivado como planta de interior y lo plantamos en el jardín, le veremos florecer pero apenas crecer hasta que se le pase el efecto del regulador del crecimiento, que en ocasiones puede durar más de un año.

Como planta de interior lo debemos situar en una zona con mucha luz, aportándole de vez en cuando humedad en pulverización sobre sus hojas y con un riego frecuente en el período de floración y de forma más moderada el resto del año.

Si deseamos trasplantarlo a una maceta mayor, el momento más adecuado es a principios de primavera para que aproveche los meses de mayor calor y arraigue con más fuerza.

Elegiremos una maceta que no sea excesivamente mayor que la que tiene, para que aproveche mejor el nuevo sustrato ya que las raíces tienden a desarrollarse en más cantidad sobre el perímetro exterior del nuevo cepellón. El sustrato elegido para el trasplante puede ser del tipo ‘sustrato de plantación’ o ‘sustrato especial para plantas de exterior’.

El resto de cuidados son similares a los referidos como planta de exterior.

En el momento de la compra, es normal encontrar esta planta sin identificar su variedad y denominada genéricamente en la etiqueta como Hibiscus rosa-sinensis. Así, la elección de una u otra planta se realiza por impulso con lo que nos lleva a un desconocimiento del nombre de la variedad. ‘Cairo White’, ‘Carolina’, ‘Casiopea’, ‘Hanna’, ‘Helene’, ‘Holiday’, ‘Honolulu’, ‘Koningen’, ‘Kristal’ son algunos de los nombres de variedades más populares, a los que hay que añadir las nuevas variedades de larga floración comercializadas bajo la etiqueta genérica de Yupla mix.

Fernando Cuenca

fcuenca@condelmed.com

www.floresyplantas.net

26/04/2015

Hibiscus rosa-sinensis

Es una planta originaria de China, que pertenece a la familia Malvaceae y cuyo nombre científico es Hibiscus rosa-sinensis si […]
//]]>