SIPCAM viaja a Italia para intercambiar conocimientos sobre viticultura

SIPCAM

La delegación española de la empresa de sanidad vegetal ha viajado hasta el país vecino para conocer los avances científicos en materia de bioprotección de la viña.

 Las enfermedades fúngicas son una de las principales razones por las que la calidad de la uva puede verse mermada. Una de las más conocidas es la botritis, principalmente por su alta capacidad de deterioro del fruto, pero también de empeoramiento de las características de los mostos. Para hacer frente a este problema, la delegación española de SIPCAM ha viajado hasta la Toscana con el propósito de descubrir las últimas técnicas agrónomas que el país vecino utiliza para combatir esta amenaza natural.

Silvia Benini (Brand mánager de Ruffino) explicando las características de los vinos de esta bodega.

Una de las principales preocupaciones de los viticultores españoles son las enfermedades fúngicas y es que, aunque el viñedo solo cubre un 3% de la superficie agrícola del país, este cultivo ocupa un 20% de la cuota de mercado de los productos para combatir los hongos, explica Félix Cabello, director del Dpto. de Investigación Agroalimentaria del IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario).

Una veintena de expertos de la viticultura, procedentes de Galicia, Castilla y León, La Rioja y Navarra, han aprovechado la oportunidad para intercambiar observaciones técnicas y conocimientos del más alto nivel con profesionales del sector vitivinícola italiano. El grupo ha conocido de primera mano la gestión de un viñedo ecológico en laderas con cubierta vegetal a base de leguminosas.

//]]>