¿Por qué la sociedad no puede prescindir de la labor del ingeniero agrónomo?

“Los ingenieros agrónomos son para el campo lo mismo que los médicos para la salud humana, imprescindibles en ambos casos”, declara Oscar Llorca, ingeniero agrónomo en LIDA Plant Research – OAT.

Ellos y ellas velan por la seguridad alimentaria del planeta, “debemos garantizar y asegurar la salud y el bienestar de las plantas para mejora de la productividad”, añade Llorca. Queda bastante claro por qué la sociedad no puede prescindir de la labor del ingeniero agrónomo, pero seguimos profundizando y dando más razones de su necesario papel.

1. PORQUE VELAN POR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

En la línea de la seguridad alimentaria también apuntan las palabras de Antonio Tirado, responsable de cultivos leñosos en zona centro-norte España en LIDA-OAT, quien señala que “se puede producir sin ser ingeniero, pero ha de ser un facultativo con responsabilidad el que decida qué fitosanitarios utilizar y cuándo. No podemos olvidar que la producción agrícola necesita de intervenciones para equilibrar y controlar los patógenos que producen mermas sobre los cultivos. Al mismo tiempo, la toxicología de los productos o insumos agrícolas es muy variada y aunque está reglada y dirigida por la UE, la existencia de tantos productos en el mercado hace que la posibilidad de tratamientos sea muy alta. Por tanto, son los ingenieros agrónomos los que bajo su responsabilidad deciden la toxicología de los alimentos que diariamente consumimos”.

2. POR SU CAPACIDAD DE APROVECHAMIENTO DE LOS RECURSOS DE LA NATURALEZA

“El ingeniero agrónomo es un técnico capaz de aprovechar los recursos que la naturaleza le brinda en el ámbito agrícola para obtener y transformar alimentos”, indica Joaquín Gómez, ingeniero agrónomo en LIDA-OAT. Con el fin de conseguir una productividad más alta, “somos capaces de obtener nuevas variedades de plantas o razas de animales para optimizar rendimientos, transformar los productos obtenidos directamente de la naturaleza en otros elaborados con mayor valor añadido, a través de las industrias agroalimentarias”.

3. POR SU ADAPTACIÓN A LAS NOVEDADES TECNOLÓGICAS

Como explica Oscar Llorca “la palabra ingeniero viene de ingenio, de saber optimizar tanto los recursos naturales como tecnológicos existentes, además de adaptarse a las novedades tecnológicas” y es por ello que la creación de nuevas soluciones y productos son clave para ser la alternativa en el desarrollo de una nueva agricultura, la agricultura biotecnológica. En esta línea, en LIDA mantenemos una firma apuesta por la innovación verde, con el desarrollo de nuestros bioestimulantes de última generación y las fitovacunas vegetales.

Las especialidades que desempeña el ingeniero agrónomo

Para terminar, cada una de las actividades que desempeña el ingeniero agrónomo se pueden clasificar en seis grandes grupos, todos y cada uno de los cuales están íntimamente relacionados, como consecuencia de tener una base común muy amplia. Los grupos o especialidades son los siguientes:

Producción vegetal: incluye el estudio de los cultivos agrícolas, sus plagas y enfermedades, así como, los proyectos de jardinería, paisajismo y regeneración de espacios verdes.
Producción animal: dedicada al estudio de la ganadería, de su nutrición, de su reproducción…
Economía agraria: comprende todo aquello relacionado desde el punto de vista económico con la agricultura, tanto en su proyección macro como macroeconómica.
Ingeniería rural: cuya finalidad es abordar todos los problemas de carácter ingenieril que los procesos productivos presentan.
Industrias agroalimentarias: considera todo lo relacionado con el acondicionado, transformación y conservación de productos agroalimentarios.
Biotecnología y mejora: profundiza en diversos temas biológicos y estudia la mejora genética de diversos cultivos.

Más claro no podemos decirlo: La agricultura es la que da de comer a la humanidad y debemos estar preparados para ello.

//]]>