Los premios Ones reconocen el papel de BASF en el mundo de la agricultura.

La fundación Mare Terra ha distinguido la apuesta de BASF por la innovación y la sostenibilidad gracias a su trabajo en la estación experimental de Utrera.

La fundación Mare Terra celebra este año la 25ª edición de la convocatoria de los premios ‘Ones Mediterrània‘ que desde el año 1995, reconocen y distinguen aquellos proyectos y trayectorias de personas y colectivos que destacan en la conservación, la defensa y el conocimiento del medio ambiente y la cultura solidaria.

En esta ocasión BASF, y en concreto su División de Agricultura y su Estación Experimental de Utrera, fueron protagonistas el fin de semana pasado por su labor en el sector agrícola, fomentando la sostenibilidad y la innovación como apuesta por la protección del medio ambiente.

Premios ONES

Según Silvia Cifre, directora de la División de Protección de Cultivos de BASF en España: “Valoramos especialmente que la Fundación Mare Terra nos otorgue este premio, valorando nuestra contribución a la sostenibilidad. En BASF somos totalmente conscientes del potencial impacto que supone la química en general, y por ello nuestro objetivo es mejorar la sostenibilidad a través de la investigación para conseguir un efecto palanca en la sociedad, sobretodo en la agricultura”.

La estación experimental de Utrera es uno de los 5 centros experimentales que tiene BASF en todo el mundo. Desde 1970 el objetivo de la compañía a nivel de innovación ha sido ayudar en la progresión a agricultores de todo el mundo. Uno de sus principales objetivos es proteger contra enfermedades, plagas y malas hierbas, tratando de incrementar la seguridad, calidad y cantidad de las cosechas, buscando conseguir una agricultura más eficiente y por consiguiente una nutrición más saludable.

Rodrigo Cannaval, director del centro de producción de Tarragona; Silvia Cifre, directora de la División de Protección de Cultivos de BASF en España; y Ricardo Pavón, director de la Estación Experimental de Utrera representaron a BASF en la entrega de premios. Pavón recordó que la sostenibilidad es un elemento central en la propuesta de valor de la compañía y reiteró, el compromiso con la innovación y la investigación como catalizadores, para ofrecer al mundo soluciones que hagan un futuro más sostenible.

Junto a la compañía nacida en Ludwigshafen hace más de 150 años, el jurado de los premios también distinguió las trayectorias de personas y colectivos como Irene Villa, Lydia Cacho, el medio digital eldiario.es o el Padre Patera.

 

Sobre la División de Protección de Cultivos de BASF

Con una población mundial en constante y rápido crecimiento, el planeta depende cada vez más de nuestra capacidad de hacer agricultura de forma sostenible y de mantener sano el medio ambiente. La División de Protección de Cultivos de BASF trabaja con agricultores, profesionales del sector agrícola, expertos en control de plagas y otros para que esto se haga realidad. Por esta razón BASF invierte fuertemente en I+D y en una amplia cartera de productos, que incluye semillas, protección de cultivos química y biológica, gestión del suelo, sanidad vegetal, control de plagas y soluciones digitales para la agricultura. Gracias a equipos altamente profesionales trabajando tanto en laboratorio como en campo, en las oficinas, así como en la producción, BASF es capaz de conectar conceptos innovadores con acciones concretas para dar forma a ideas que tengan aplicación y éxito reales – para los agricultores, la sociedad y el planeta. En 2018 la División de Protección de Cultivos de BASF generó un volumen de negocio de 6.200 millones de €. 

//]]>