LABIN FERTISIL, UN FORMULADO DE SILICIO, CLAVE PARA LA AGRICULTURA

 LABIN y la Universidad de Almería han presentado un formulado de silicio que aporta múltiples beneficios a los cultivos

LABIN FERTISIL, mejora la respuesta de la planta frente a estímulos externos, provoca inapetencia en plagas y aumenta el vigor en especies hortícolas, al mejorar la asimilación de los nutrientes aportados

LABIN, empresa especialista en la elaboración de productos de nutrición vegetal, junto con la Universidad de Almería, presentaron en unas jornadas de Transferencia de Conocimiento celebradas el pasado 16 de mayo de 2019 en la Universidad de Almería, LABIN FERTISIL, un formulado de silicio que aporta numerosas ventajas a los cultivos en la agricultura. En la presentación, a la que asistieron numerosos técnicos de cooperativas y distribuidores, intervinieron por parte de la Universidad de Almería el catedrático de Producción Vegetal, Miguel Urrestarazu y, por parte de LABIN, la responsable del departamento técnico, Cristina Blanch y su CEO Joan Mateu.

LABIN FERTISIL es un formulado de silicio, elaborado por LABIN, que: facilita la respuesta de la planta frente a estímulos externos; provoca inapetencia en plagas y aumenta el vigor en especies hortícolas, tanto en la producción de biomasa vegetal como en los frutos, al potenciar la asimilación de los nutrientes aportados. Dicho formulado, corrige las carencias de silicio y mejora los cultivos de manera que la planta puede asimilarlo y, por tanto, puede beneficiarse de este aporte. Está diseñado y formulado para su aplicación por fertirrigación.

Los ensayos realizados por el profesor Miguel Urrestarazu de la Universidad de Almería, han demostrado los efectos positivos de mejora y tratamiento que conlleva el uso de LABIN FERTISIL en las 5 especies probadas: tomate, pepino, pimiento, lechuga y melón. En los cultivos donde se ha aplicado el formulado, el crecimiento vegetativo ha aumentado en más de un 10%, mejoraron su resistencia mecánica en cuanto al estrés hídrico, consiguiendo los resultados esperados con un -20% de agua y, además, se ha retrasado y afectado con menor intensidad el Botrytis cinérea (hongo parasitario, conocido como moho o podredumbre gris) y Oidío, en diversas especies vegetales, gracias al refuerzo que ejerce el silicio , creando una barrera protectora natural que impide su evolución y propagación.

Los estudios han corroborado que la utilización LABIN FERTISIL reporta muchas ventajas a los cultivos agrícolas. El silicio es un elemento beneficioso para las plantas porque actúa como nutriente mejorando su asimilación y porque refuerza sus ante el estrés abiótico, enfermedades o condiciones adversas. La calidad, dosis y forma de manejo de los productos que contienen silicio en su formulación es la que puede justificar un éxito de su funcionamiento frente a la protección de plagas y enfermedades, pero también sobre el vigor tanto en la producción de biomasa vegetal como en los frutos. Y, por último, este es un producto elaborado Residuo Cero, eficaz y ecológico que respeta la biodiversidad y apuesta y promueve una agricultura sostenible.

Desde LABIN nos explican que “nuestra filosofía empresarial y valores recoge la innovación, el desarrollo tecnológico, la investigación y la estrategia de Residuo Cero. Nuestra implicación y actitud sostenible está presente no sólo en nuestra filosofía sino en nuestros productos y tecnología. Sabemos que, para conseguir una agricultura más moderna, competitiva y sana, es preciso invertir en dos pilares estructurales, la I+D+i de manera permanente y continua y, el segundo, fortalecer los mecanismos de interacción y vínculos universidad-empresa”. La interconexión y colaboración entre universidad y empresa en el marco de la especialización, innovación y el desarrollo económico es imprescindible para que la investigación y el conocimiento se apliquen y se conviertan en activo económico. “Fruto de esa interconexión y de nuestra colaboración con la Universidad de Almería” nos manifiestan, “hemos presentado LABIN FERTISIL, un producto de silicio, especialmente diseñado para fertirrigación, estudiado, ensayado y probado en profundidad durante los dos últimos años, que aporta numerosas ventajas a los cultivos y cuya aplicación y uso reportará numerosas ventajas a la agricultura sostenible e integral”.

Cristina Blanch, Joan Mateu y Miguel Urrestarazu
//]]>