ENSAYO CON ACONDICIONADOR DE SUELOS VÁNDALO

Vándalo es un producto que se compone de ácido polimaléico, un homopolímero de ácido maléico de alto peso molecular. Este polímero orgánico, en su aplicación vía riego, favorece la formación de coloides en el suelo, formando agregados de partículas mediante la adhesión del polímero a la superficie de estos agregados e impidiendo así la dispersión de arcillas.

De este modo, se mejora la estructura del suelo aportando beneficios o reducción de pérdidas en estos casos:

•    Se optimiza el proceso de riego, un punto muy importante en esta región, en la que cada gota cuenta.  
•   Se reducen las pérdidas por lixiviación de los  nutrientes que se aportan en fertilización. Con el consiguiente ahorro de fertilizantes.
•   Se produce una dispersión de sales en la raíz, las cuales son capaces de provocar fisiopatías a causa de la sodicidad.

Todos estos beneficios se traducen en una mejora del desarrollo radicular de la planta y con ello: la calidad, la productividad del cultivo y el rendimiento de este.

El siguiente ensayo pretende medir la eficacia de Vándalo. Para dicha evaluación de Vándalo, se delimitaron 3 zonas de igual superficie, en donde se aplicó:

–    Zona A. Producto de la competencia de similares características, cuya aplicación constó de una primera de choque, y una semanal de mantenimiento (siguiendo las recomendaciones del fabricante). Además, el resto de los días se siguió su fertilización normal.
–     Zona B. Zona testigo en donde se aplicó solamente agua, junto con su fertilización normal.
–    Zona C. Zona donde se aplicó el producto Vándalo, haciendo una primera aplicación de choque, y posteriormente aplicaciones continuadas semanalmente.

Cabe destacar que dicha parcela dónde se efectuó el ensayo constaba de una pequeña pendiente a favor del riego.

Finca: Doña María
Unidad de cultivo: Semana 3
Cultivo: Iceberg
Día de trasplante: 15/01/19
Día de cosecha: 25/03/19
Tipo de instalación de riego: Riego por goteo
Plano de zonas:

 

En donde:

Zona A: Zona de aplicación de producto A
Zona B: Zona testigo (sin aplicaciones)
Zona C: Zona de aplicación de Vándalo

Secuencia de aplicaciones

Imagen del cultivo, en este caso, de la zona testigo

Evaluación de resultados. –

1 CANTIDAD DE AGUA EN SUELO. –

Para evaluar la cantidad de humedad y agua aprovechable por la planta se procedió a la instalación de tensiómetros. Se instalaron 2 en cada zona, uno en la parte superior de la zona, y otro en la parte baja de esta, para así poder comprobar la diferencia de humedad propiciada por la escorrentía y las descargas de la cinta de riego.

Imagen de uno de los tensiómetros colocados

La lectura de los tensiómetros se llevaba a cabo 3 veces al día, una a primera hora (antes del riego diario), otra antes de medio día y otra a media tarde.
Una vez concluido el ciclo de la lechuga, y con los datos tomados, se realizó la siguiente gráfica.

Como se puede apreciar en la gráfica, las tres zonas han ido a la par durante la primera mitad del ciclo, lógico si se piensa que la lechuga estaba aun pequeña, y al no consumir el agua de la mesa, siempre estaba en capacidad de campo.

Pero una vez la lechuga había cubierto la mesa, se aprecio mayor sequedad en la zona del producto similar y en la del ensayo, quedando de manifiesto que el agua penetraba más en el terreno en dónde se aplicó Vándalo, teniendo esta un mayor contenido en agua.

En la imagen podemos apreciar cómo el agua no penetra en la mesa, sino que cae al río, perdiéndose por escorrentía

2. CALIBRES

A la hora de hablar de calibres obtenidos en cada una de las 3 zonas, primero expondremos los resultados de la zona en donde se aplicó el producto de similares características:

a. ZONA “A”: Aplicación de dispersador de sales similar.

En la parte mas elevada de la zona A, obtuvimos un mayor número de lechugas con calibre 12 (50%), mientras que calibres 10 y 9 sumaban un porcentaje similar entre ambos.

En cuanto a la parte central de la parcela, aumento el número de calibres 10, en detrimento de los 12.

En la parte baja, como es lógico por la acumulación de agua y fertilizantes derivados de la escorrentía superficial y la descarga de la cinta de riego, los calibres aumentaron a calibre mayoritariamente (70%).

b. ZONA “B”: Testigo.

En la zona más elevada del testigo, se puede comprobar que el calibre es algo menor comparado con la zona de aplicación del dispersador de sales, encontrando varios calibres 14.

En esta ocasión pasa lo mismo, en la parte media de la zona testigo, el calibre es algo menor que en la zona de aplicación “A”.

Y como pasaba en la zona “A”, al haber mayor acumulación de agua y fertilizantes en la zona baja, aumenta el calibre, aunque en menor medida.

c. ZONA “C”: Zona de aplicación de Vándalo.

Ya en este primer recuento se ve un mayor calibre que en las demás zonas, lo que pone de manifiesto que incluso con pendiente, el suelo es capaz de retener más agua.

En la parte central de la zona “C” sigue ocurriendo lo mismo, aumento de calibre.

Y, por último, la zona baja de la parte en dónde hemos aplicado Vándalo. Como se ve, es muy significativo el aumento de calibre que hemos tenido.

3. PESOS MEDIOS DE LA LECHUGA.

1. Comparación de pesos medios en la zona alta de la parcela.

Como se puede comprobar en los datos recogidos, la zona con Vándalo ha sido la que mayor peso ha obtenido. En este caso la zona sin aplicación ha superado en peso a la zona con aplicación del producto similar.

2. Comparación de pesos medios en la zona central de la parcela.

En la cosa central no ha habido tanta diferencia de una zona a otra, siendo la zona con mas peso medio Vándalo de nuevo, aunque con menor margen. En este caso la zona A (Producto similar) ha tenido más peso que la zona testigo.

3. Comparación de pesos medios en la zona baja de la parcela.

En la parte baja de la parcela, zona donde ya hemos comentado que hay mayor cantidad de fertilizantes y agua, los pesos medios aumentan en todas las zonas, pero significativamente en la zona de aplicación de Vándalo.

4. PLANTAS PERDIDAS

Hablando ahora de las plantas perdidas, los porcentajes son los siguientes:

Como vemos, el porcentaje de plantas perdidas más alto es en la zona testigo, mientras que en las otras dos zonas ese porcentaje baja. En el caso de Vándalo, tiene el porcentaje mas bajo de lechugas perdidas, llegando a ser en la parte baja del 0%.

Esto pone de manifiesto que en el suelo hay menos cantidad de sales en contacto con la raíz, a la vez que hay mas agua en el mismo, proporcionando a la planta un sistema radicular más fuerte capaz de aguantar a la salinidad del viento, problemas de cuello en planta, etc…

5. TIPBURN INTERNO Y EXTERNO.

Como sabemos, el Tipburn es una fisiopatía generada por múltiples factores, entre los que destacan la falta de agua útil en suelo, carencia de calcio, presencia de sales en el sistema radicular… entre otros.


Pues bien, los datos recogidos son los siguientes:

Dichos datos dejan entrever que en la zona de aplicación de Vándalo hay menos incidencia de Tipburn, tanto interno como externo. Vándalo es un dispersador de sales, y que ayuda al suelo a mejorar su estructura y su capacidad de retención de sales, lo que le hace un muy buen producto para evitar esta fisiopatía que tantos problemas causa a las empresas, sobre todo en épocas de escasez de lluvias, épocas donde se acumulan dichas sales en las raíces.

Imagen donde se aprecia la parte alta de la zona de aplicación de Vándalo, sin pérdidas apenas

CONCLUSIONES

1.   Vándalo consigue lechugas de mayor calibre con el mismo agua y fertilizantes. ¿Qué significa esto? Que, para conseguir el mismo calibre, se necesita menos aportación tanto de agua como de fertilizantes, lo que conlleva un ahorro para el agricultor.
2.   Además de un mayor calibre, también se consigue un mayor peso, y no solo porque se consigan calibres mayores, sino que, para igual calibre, la lechuga incrementa su peso.
3.   Disminuye la cantidad de plantas perdidas después del trasplante, proveyéndola de agua en su raíz y dispersando las sales, lo que provoca menos problemas por sales en el cuello de la planta.
4.   Además, la incidencia de fisiopatías como Tipburn es menor, por lo antes comentado, la planta tiene más agua a su disposición, además de dispersar las sales lejos de la raíz, lo que la protege y la ayuda a crecer con menos incidencia de este problema.

Ensayo realizado por Carlos López Castaño, Ingeniero Técnico Agrícola de la empresa Desarrollos Agrotécnicos del Sureste SL (DAS).

//]]>