Cómo asegurar la vendimia frente a las fuertes lluvias

Finalizando la campaña de vendimia, Lida Plant Research garantiza las necesidades que demanda la piel del fruto: una uva compacta y de piel sana.

Neostren Forte, es el bioestimulante osmoregulador desarrollado para compactar la piel del fruto en su fase final de crecimiento.

En plena campaña de vendimia, se mira al cielo muy pendientes de la climatología. El aviso de tormentas preocupa a los agricultores y ante esta situación, desde LIDA Plant Research asisten a las necesidades que demanda la actual fase final del crecimiento de la piel del fruto, es decir, lograr una uva compacta y de piel sana.

Neostren forte, para un hollejo sano y de calidad de la vendimia

Ante tal contexto y con el objetivo de asegurar la vendimia, LIDA da respuesta contundente a las necesidades que demanda la piel del fruto. En esta fase final de la vendimia, la empresa valenciana señala la manera de asegurar un hollejo sano y de calidad recurriendo al empleo de Neostren forte, su bioestimulante osmoregulador desarrollado para compactar la piel del fruto.

Tratamiento de envero

El bioestimulante Neostren forte se trata de un formulado químico diseñado para tratar en el envero con tres claros objetivos:

1. Regular osmóticamente la turgencia de la uva para estabilizar metabolitos secundarios en el hollejo del fruto (coloración y aroma).
2. Endurecer piel y tejidos expuestos.
3. Reducir infecciones por patógenos.


Desde LIDA indican que dicho bioestimulante comparte sinergias con fitosanitarios antibotryticos, lo que lo hace muy interesante en tratamientos pre-vendimia. Neostren forte actúa cerrando el paso y ralentizando el paso de los patógenos, mientras que el fitosanitario específico que ataca directamente sobre la infección en el caso de que esta exista.

Beneficios agronómicos y uso de Neostren forte

Los beneficios agronómicos que Neostren forte aporta son:

1. Neutralización del ácido oxálico que generan los patógenos necrótofos. reduciendo la velocidad de avance de la enfermedad.
2. Absorción de la humedad superficial en fruto.
3. Alta eficiencia en la reconstrucción de tejidos con calcio ligado o efectivo.
4. Cementado o silicificación de microfisuras como posible vía de entrada de patógenos.
5. Estabilización bioquímica del envero para un Hollejo de calidad
6. Mejor asimilación de fitosanitarios químicos.

El uso recomendado son tratamientos foliares a dosis general de 250g/100L (mínimo 1,5 kg/ha de producto) desde envero hasta precosecha con un máximo de 2 aplicaciones. En el caso de que exista presencia de enfermedad y condiciones, se recomienda aplicar junto con el químico autorizado.

//]]>